¿Qué cascos me tengo que comprar para producir música?

Seguimos con los consejos de Arnau Sala aka da Professor.

Unos buenos cascos son imprescindibles para tener una escucha fiable. Si nuestro presupuesto es de 150-200€, podremos tener unos cascos con una respuesta más fiable que la que pueden dar unos altavoces de 150€ la pareja.

¿Pero qué debemos tener en cuenta a la hora de comprar unos cascos? Vamos a aclarar un poco esta cuestión.

¿Abiertos o cerrados?

Este es un debate que siempre queda un poco abierto. Normalmente se dice que cerrados son mejores para grabar y abiertos para mezclar. La lógica sería esta ¿no? Cerrados para que no entre ruido al grabar y abiertos para mezclar, para que entre aire y se propague mejor el sonido. Así tendremos un sonido menos coloreado y evitamos sufrir fatiga auditiva.

Hasta aquí estamos de acuerdo ¿verdad?

Desde mi punto de vista, la mejor opción sería unos semi-abiertos. De esta manera tendremos unos auriculares más aislados y con lo mejor de los 2 tipos.

Ejemplos:

  • Beyerdynamic DT-770, AKG K271 MKII cerrados (más enfocados a producción/grabación).
  • Beyerdynamic DT-880 semi-abiertos (más enfocados a mezcla/masterización).
  • Beyerdynamic DT-990, AKG K612 PRO abiertos (enfocados a mezcla/masterización. Conviene estar en un sitio aislado de ruidos que pueden molestar porque que son abiertos).

32 Ohm, 600 Ohm. ¿Esto qué es?

A menudo vemos el mismo modelo pero con diferentes valores de impedancia. La impedancia es la resistencia que ofrece el altavoz para moverse. Simplificando: a más impedancia más potencia necesitaremos para obtener el mismo volumen. Siguiendo esta norma, ¿podríamos afirmar que los de menos impedancia son mejores porque sonarán más fuerte? Pues siempre depende. Al tener menor resistencia tendremos más distorsión, ruido y las interferencias van a ser mayores. Por lo tanto, con unos cascos de impedancia alta probablemente necesitaremos amplificación adicional. A cambio obtendremos una señal más limpia.

Como todo en la vida, la clave está en el equilibrio y en tener en cuenta cual va a ser su uso.

Al igual que con los altavoces, os recomiendo que los probéis antes de decidiros.