Hablemos de compresores (parte II)

Ahora que sabemos qué hace cada parámetro y entendemos que el compresor puede hacer mucho más que acciones puramente correctivas, vamos a ver alguno de sus usos:

Usos de los compresores

Imaginémonos que tenemos una caja y queremos que suene más “gorda”. Primero deberíamos pararnos a pensar un poco y a analizar: un sonido de percusión tiene una primera fase de pegada seguida de un mantenimiento (ahí está el cuerpo) y seguida de otra fase de liberación.

Bien, si quiero que mi caja suene más “gorda” lo que debería hacer es igualar la parte de la pegada con la del cuerpo. Después puedo recuperar la reducción de ganancia con un control de ganancia (make-up) para igualar la parte comprimida. De esta forma obtendré una caja con pegada y cuerpo al mismo volumen.

Ejemplo:

    • Attack: Aplico una compresión con un ataque lo más rápido posible.
    • Release: El release también lo pongo al mínimo.
    • Threshold: Lo ajusto de manera que me comprima un poco el ataque, sin que lo pierda.
    • Gain: Ajusto el Gain justo al mismo nivel de dbs que tenía antes de aplicar la compresión.

    El resultado es una caja que con el mismo nivel de dbs suena mucho más gorda.



    Ahora, imaginad las posibilidades a la hora de “esculpir” sonidos.