Consejos a tener en cuenta antes de comprar tu ordenador para producir música

En este artículo miraré de solventar algunas dudas y, sobretodo, de determinar las características importantes que debe tener tu futura máquina.

MAC o PC?

Sinceramente, esta pregunta es un debate que hace años que dura y no termina nunca. En la escuela trabajamos con Mac por los siguientes motivos:

Los virus: tenemos tantos alumnos que traen sus discos duros y pen-drives que no nos podemos arriesgar y, hasta ahora, no hemos tenido problemas de virus en nuestros ordenadores. Sí, sé que existen virus para Mac, pero si lo comparamos con los problemas relacionados que surgen en los PCs, hay una diferencia abismal.

Logic X: uno de los programas con los que trabajamos es Logic X, que solo está disponible para Mac.

Facilidad de uso: el sistema Mac es muy intuitivo, hecho que facilita las cosas y nos proporciona un flujo de trabajo mucho más fluido.

Podría seguir con más puntos, pero no serían tan objetivos. No pretendo vender Apple como la única opción. De hecho, un Mac y un PC cuidado y con las mismas características funcionaran igual de bien.

Opinión personal: cuando pruebas Mac, ya no vuelves a PC.

¡Entremos en materia!

CPU

El procesador es el encargado de procesar los plugins, sintetizadores y el DAW. Es importante tener un buen procesador, pero siempre teniendo en cuenta el resto de características.

Si no tenemos en cuenta que los samplers y el audio dependen de la RAM y del disco duro, podemos tener serios problemas. Y aún teniendo un ordenador muy potente por lo que respeta a procesador, recibiré mensajes de sobrecarga del DAW.
RAM

La RAM es la encargada de los samplers (librerías de Kontakt, por ejemplo) y del audio. Debemos tener en cuenta que el sistema operativo ya necesita 2 GB para funcionar y que, si trabajamos con muchas librerías, fácilmente necesitaremos 16 GB de RAM (para ir tranquilos) para no tener problemas de sobrecarga.

Discos duros vs SSD

Hoy en día, comprar un ordenador con disco duro convencional no tiene mucho sentido. Un disco duro SSD es mucho más rápido (esto afecta cuando reproducimos el audio al DAW) y es mucho más silencioso, cosa que en un estudio se agradece.

Los discos duros convencionales solían ser los responsables de que los ordenadores, aún siendo muy potentes y tener mucha RAM, no diesen todo su potencial.

Resumiendo
Es mejor un i5 con 16 GB de RAM y SSD que un i7 con 4 GB de RAM y disco duro convencional.

¡La clave está en buscar el equilibrio entre las partes!